EL MASAJE MIOFASCIAL

 

Tiene como objetivo soltar las tensiones del tejido miofascial a menudo provocadas por los llamados puntos gatillo.

El terapeuta busca las muestras de bloqueo, localiza los puntos de tensión y los libera con una serie de técnicas manuales

presiones y estiramientos.

Beneficios: Combate el dolor de cuello, hombros y espalda, relaja el sistema nervioso, reactiva la circulación sanguínea y

elimina toxinas.