POR QUÉ ME DUELE LA ESPALDA AL CORRER

Si practicamos running, aunque no sea con mucha frecuencia, tenemos que complementarlo con ejercicios de fuerza, ya que corriendo no trabajamos todos los músculos de nuestro cuerpo.

Cuando corremos es fundamental fortalecer los músculos de la espalda, pues el impacto del cuerpo al correr puede ser perjudicial para la columna, por eso debemos trabajar la musculatura que la protege (transverso abdominal, oblicuos, cuadrado lumbar, multífidus, entre otros).

Tampoco podemos olvidarnos del suelo pélvico, sobre todo las mujeres, de esta forma evitaremos pérdidas de orina y futuros prolapsos que pueden producirse por tener un suelo pélvico debilitado como consecuencia del impacto al correr.



En resumen tendríamos que fortalecer toda la faja abdominal. Un ejercicio muy recomendable es la plancha. Nos colocamos en cuadrupedia, con las manos apoyadas en el suelo debajo de los hombros, los brazos estirados y la espalda recta, levantamos una pierna apoyando el pie en el suelo y luego la otra sin elevar la cadera, y mantenemos de 10 a 60 segundos siempre que no sintamos ningún tipo de sobre carga. Debe hacerse evitando que las escápulas salgan hacia fuera, alineando bien el cuello, empujando el ombligo hacia la columna y manteniendo los glúteos relajados.



4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo